5 de julio de 2011



Deleuze y su concepto de Deseo.

Publicado por: Esteban Higueras Galán / @HGEsteban
"Toda la filosofía de Deleuze y de Guattari es 
elaborar el esquema conceptual que permita comprender 


Deleuze contra el pensamiento político


Deleuze sujeto y máquina, como poseedor de una capacidad afectiva super-desarrollada, Deleuze hace de discriminante de las múltiples individualidades en que cada deseo es capaz-Leer más sobre las individualidades, es decir, codifica al Deseo en distintos devenires placer de manera que le permite trabajar en análisis concretos, por lo que el deseo no es causa del placer sino la incapacidad, los deseos serían a los placeres algo igual a una sombra, y no poseerán más existencia que esta, y si el deseo no tiene consistencia, ni duración (en sentido Spinoziano), entonces no existe, su figura consiste en el hecho de reflejar los signos amorfos y dispersos, a la espera de que, al fin, al amparo de su extinción, despierte un placer.

Pero, ¿qué es para Deleuze tener derecho a desear?

Él no dice en ningún momento tener derecho a satisfacer nuestros deseos, o en su caso, liberarnos de la pasión, pues, aún en los casos en que un deseo pueda ser fruto de una pasión, no por ello se puede liberar nada, no hay nada que liberar ya que no existe, el deseo es invisible, incapaz de ser visto o inferido por si solo, es necesario entonces - para Deleuze- "instigar" en la búsqueda de un territorio que hará las veces de mapa conceptual, para que ahí no sean ya deseos, sino devenires placeres, y si el cuerpo se ocupa en provocar a sus potencias y recorrer todos aquellos deseos estará en camino de posibilidades placenteras.
         

Desarrollo y creación, Filosofia Deleuze, revista filosofía
Meeting of galaxies imagen de Aliaga Aliev.
Para Deleuze, un deseo no se satisface, se completa.

Un deseo no es, no existe, no hay nada para llenar ni de que desprenderse, un deseo -para Deleuze- es un placer subdesarrollado, que existe en el mismo mapa que los zombis y es a la vez, lo más parecido a un fantasma. Por su inexistencia, los suspiros, la ausencia de cuerpo. Un deseo se completa si se arropa al camino de los placeres, entonces comienza a crearse y a formarse, y a agenciarse los afectos como propios, pero antes no había nada, y ahora son potencias y placeres en vías de desarrollo. Completar un placer es a la vez, tener acceso a nuevas potencias...

La filosofía Deleuziana como forma de albergar placeres y encuentros.
Completar un placer necesita de un encuentro, el hecho de gozar es advertir el hecho de una mayor potencia y de futuras capacidades. Deleuze escapa así de los ejes de normalización, escapa a Freud y a cualquier anti-pesimista, por que él hace vida en las desviaciones y diferencias. Por que él es filósofo de individualidades, y esta muy alejado del pensamiento político y social.
   


                                        
Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico:


Etiquetas

Abentofail (2) Abner Pantoja (5) Agustín de Hipona (3) Amistad (8) Apariencia (2) Aprender (4) Aristóteles (19) Arte (10) Artículo (90) Artículos enviados (40) Averroes (5) Baudrillard Jean (2) Biografía (5) Borges (3) Capitalismo (6) Ciencia (15) Cine (2) Comunismo (2) Conceptos (7) Conciencia (3) Conocimiento (12) Cosmología (2) Crítica (4) Cultura (3) David Hume (2) Democracia (7) Derrida (2) Descartes (7) Dialéctica (7) Diferencia y repetición (2) Dios (5) Documental (3) Don Quijote (2) Ecología (3) Edad media (2) Educación (4) Enrique Martínez (15) Ensayo (136) Entrevista (2) Epicuro (3) Epistemología (7) Escritos (426) espíritu (5) Estética (10) Ética (23) Evolución (3) Existencia (4) Experiencia (3) Felicidad (2) filosofia (138) Filosofía Clásica (6) Filosofía Cristiana (2) Filosofía en blog (12) Filosofía griega (17) Filosofía hedonista (6) Filosofía medieval (7) Filosofía moderna (3) filosofía política (40) Filosofia y deporte (6) Foucault (29) Germán Gallego (23) Gilles Deleuze (50) Gramsci (5) Hacer filosofía (8) Hegel (40) Heidegger (10) Heine Heinrich (3) Henri Bergson (2) Hermann Hesse (7) Historia (8) Hobbes (3) Humanismo (3) Humor (3) Idea (14) Identidad (2) ideología (4) Imágenes (4) Incertidumbre (3) Individualidad (2) Inteligencia (2) kant (4) la filosofia (11) Lecturas (270) Lenguaje (8) Libertad (12) Libro ética geométrica online (113) Libros (14) libros gratis (6) Libros libres (7) Mal (3) Maquiavelo (9) Marco Aurelio (2) María Zambrano (2) Marques de Sade (2) Marx (28) Matemáticas (2) Mente (2) Metafísica (7) Michel Onfray (11) Microensayo (25) Miguel de cervantes (3) Miguel de Unamuno (6) Mitología (3) Moral (3) Música (9) Nada (4) Nietzsche (21) Ortega y Gasset (12) Oscar Oural (2) Percepción (8) Platón (10) Poesía (6) Política (24) Popper (6) positivismo (9) Posmodernidad (3) Práctica Filosófica (4) Psicoanálisis (3) Psicología (4) Racionalidad (2) Razón (5) Realidad (12) Relato filosofía (33) religión (4) Renacimiento (3) Reseña (6) Russell (4) Saber (3) Santo Tomás (3) Sexualidad (8) Shakespeare (2) Slavoj Zizek (3) Socialismo (5) sociedad (21) Soren Kierkegard (7) Spinoza (173) Subhistoria (4) Tales de Mileto (2) Teoría (4) Thoreau Henry David (5) Universidad (3) Venezuela (14) Verdad (5) Vico (4) Vídeo (63) Wittgenstein (8) Zapata (2)