15 de julio de 2016



Louis Althusser, la sociedad como objeto de estudio

Publicado por: Alejandro Diaz

Ideología, materialismo dialéctico

El estudio de la ideología de las masas es una ciencia en si misma. La lectura detenida de Marx permite identificar dos épocas teóricas en su vida, desde donde nace el materialismo dialéctico como una ciencia de la historia del hombre.

"docente"


El 16 de octubre de 1918 nació en Argelia Louis Althusser, llegando a convertirse en profesor de filosofía de la Escuela Normal Superior de Francia. En 1939 se moviliza con el comienzo de la segunda guerra mundial, pero es tomado prisionero, cautiverio que durará hasta mayo de 1945. Sus biógrafos dicen que es probable que en el confinamiento desarrollara graves problemas mentales que se irían intensificando con el correr de los años, de hecho, desde 1947 se le diagnostica desequilibrio mental por lo que es internado varias veces en un hospital psiquiátrico. Fue considerado como un intelectual comunista, referente importante en el plano teórico del partido de su tiempo, al que se le considera dentro de la llamada corriente estructuralista, aunque Althusser no aceptó ser limitado a este término.


En el contexto histórico, comenzó a considerarse su pensamiento con mayor fuerza luego de la muerte de Stalin en 1953, principalmente porque la URSS abandonó el dogmatismo que imperaba en las políticas rusas y en su “teoría marxista”, por lo que los pensadores comenzaron a ser nuevamente libres para desarrollar políticas comunistas. Estas políticas liberales en el pensamiento se reflejaron también en la mayoría de los partidos comunistas de Europa con la excepción de la República Popular China.

En el plano teórico podemos ver el empeño de Althusser por recuperar el carácter científico del marxismo, con la intención de identificar los vestigios de cualquier ideología burguesa en el mismo, cito: "Si se me pidiese que resumiese en algunas palabras la Tesis esencial que he tratado de defender en mis ensayos filosóficos, diría: Marx fundó una ciencia nueva, la ciencia de la Historia. Y añadiría: este descubrimiento científico es un acontecimiento teórico y político sin precedentes en la historia humana. Y precisaría: este acontecimiento es irreversible." Pone especial énfasis en el desarrollo del materialismo dialéctico, preocupándose de orientar las luchas políticas de la clase obrera mediante el conocimiento objetivo de la estructura en la que está anegada, esto lo hace desde dos sentidos: primero en el plano teórico, demostrando las falacias y justificaciones ideológicas del capitalismo, y segundo en el plano político, identificando los problemas contingentes que amenazan a la clase obrera, cómo se les domina y cuáles son los medios de los cuales carecen, para así orientar su lucha correctamente; unificando a los obreros que comparten la misma posición en la escala de negociaciones. Para Althusser toda ciencia tuvo su prehistoria, es decir, un momento en que no existía ningún concepto serio sobre el objeto a estudiar; antes de conceptualizar la realidad como una ciencia el hombre la percibe de manera deformada, o en palabras de Althusser: “el hombre forma una ideología sobre la realidad”, por esto una ciencia nace cuando el hombre rompe con esta ideología. Althusser decía: “Las ciencias están instaladas en “continentes teóricos" que son su campo de investigación. Así, a lo largo de la historia se habrían abierto para el conocimiento científico tres grandes continentes teóricos, el primero sería el de las matemáticas, que comenzó a explorarse en la Antigua Grecia, quizás por Tales de Mileto. El segundo sería el de la Física y las ciencias naturales, cuyo primer explorador fue Galileo Galilei. Y el tercero sería el continente de la Historia, abierto por Marx al conocimiento científico”.

Althusser identificó tres fuentes que forman parte de la prehistoria de la ciencia de la historia, las llamadas “tres fuentes del marxismo”: la filosofía clásica alemana, la economía política clásica y el socialismo utópico, representados respectivamente por Hegel y Feuerbach, por Adam Smith y Ricardo, y por Saint-Simon y Proudhon; Marx rompe con estas corrientes, y esta ruptura que hace con respecto a sus fuentes Althusser las llama “corte epistemológico”; para demostrar esto cita a Marx: “La historia de todas las sociedades humanas habidas hasta hoy, es la historia de la lucha de clases”. Así Marx deja en evidencia que en cualquier sociedad en la que aparezca un excedente sólo una parte de la sociedad se adueña de él, aunque sea producido por todos; esto condiciona la economía de la sociedad, sus políticas, a la vez que condiciona la forma en que ésta tiene conciencia de sí misma; con esto Althusser apunta a uno de los motores de la sociedad y el objeto de estudio del materialismo dialectico. La aparición de una ciencia nueva propone de partida una expansión del conocimiento humano y la aparición de una filosofía que esté asociada a dicha expansión, porque toda ciencia nace asociada a una filosofía. No obstante, todo nacimiento científico está ligado a las condiciones políticas que hacen posible este parto, en otras palabras, el materialismo dialéctico estudia a la misma madre que le dio a luz.

Althusser argumenta que la ideología burguesa es limitante y la llama idealista, a diferencia del pensamiento materialista que tiende a expandirse; el pensamiento idealista se encierra en un círculo vicioso de retóricas. Así como la teología pone a dios como sujeto de estudio y no como objeto de estudio, también la filosofía burguesa ubica al hombre como sujeto de estudio sin preocuparse de los procesos sociales en los cuales está inserto, impidiendo el análisis de la historia como proceso social. Althusser menciona dos ejemplos claves para entender esto, la filosofía de Kant y la de Descartes. Descartes decía que tenemos ideas innatas como la de dios, con lo que impedía descubrir las causas por las que esta idea aparece en la conciencia; mientras que Kant ubicó al hombre como “sujeto trascendental” del conocimiento, o en otras palabras, como un ente aparte del conocimiento mismo, lo que imposibilita verlo como objeto cognoscible; otro error de Kant según Althusser, es que limita los objetos que pueden llegar a ser conocidos, retrasando el surgimiento de las ciencias naturales, por lo que también llama a la filosofía de Kant idealista con respecto a la naturaleza. Los estudios de Althusser se enfocan bastante en el concepto de ideología, de hecho, menciona muchas veces que la ideología es eterna, argumentando que toda practica social siempre tendrá una forma ideológica y que el reconocimiento de esta ideología permite el estudio científico de la sociedad, lo que permite en este caso transformar al sujeto de conocimiento en objeto de conocimiento. La ideología es a la sociedad lo que el inconsciente es al sujeto.

En 1980 víctima de una psicosis maníaco-depresiva asesina a su mujer Hélène estrangulándola, el mismo día del juicio se suspenden los cargos en su contra y se le deriva a un hospital psiquiátrico de por vida. Se dice que en sus peores momentos fue visitado insistentemente por Michel Foucault y por Jacques Derrida. Muere el 23 de octubre de 1992.

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico: