18 de febrero de 2016



¿Ser o parecer?

Publicado por: Esteban Higueras Galán / @HGEsteban

¿Ser o parecer? ó que locus de control dominas.

A modo psicológico y personal, el funcionamiento del propio cuerpo -y de todos los cuerpos como ideas que anidan en él - hacen que el sujeto sienta, es decir, que experimente emociones. Es por esto que podemos diferenciar entre actitudes del actor cuando este actúa con locus de control interno o externo - como dicen en Psicología de la emoción- o como expongo en este pequeño ensayo, cuando actuamos por que somos o para parecer que somos.


Parecer; es hacer como si. Actuar por el mandato de las reglas grupales sin conocerse primero, aceptar los roles impuestos por la sociedad y luchar por que los demás crean que eres de la forma que se supone necesitas ser. Lo reconocerás, estos son los signos:


-Estar frustrado.
-Vivir con ira.
-No te llena nada de lo que haces.
-Todo es rutinario.
-La pasión está ausente.
-Te enfadas con facilidad.
-Discutes con el afán de tener siempre razón.
-Busca con tus actos el reconocimiento externo y quedar bien a cualquier precio.
-Acumulas y acumulas objetos materiales, por solo tenerlos ya que no los disfrutas.
-Te gusta criticar a los demás y no valoras en lo más mínimo sus esfuerzos.
-Vives en alerta permanentemente.
-Cuándo algo no te sale bien, la culpa es de los demás y de la mala suerte.
-Sueles estar en un estado de confrontación permanente.
-Ves fantasmas y enemigos por todas partes.
-No disfrutas de la ocupación si el resultado no es el necesitado.

Ser, es decir, hacerse y trabajarse ó estar vivo; que no es más que disfrutar de los cambios que nos ocurren a los seres vivos a cada segundo:

-Pleno.
-Motivado.
-Enfocado.
-Útil.
-En sintonía con la vida.
-Con actitud pro activa frente a las adversidades.
-Buscando aprendizajes en vez de echar culpas a otros cuándo las cosas no salen bien.
-Que aportas valor y lo buscas en los demás.
-Te gusta ver el esfuerzo en los demás y aprender de ellos.
-Cuidas tu tiempo y energía, evitando entrar en discusiones y debates absurdos.
-Inspirado.
-Abierto a tu mundo interior y exterior.
-Que luchas en superar tus límites en vez de competir contra los demás.
-En búsqueda de mejorar constantemente alcanzando objetivos y superando retos.
-Eres el dueño de tu vida y tus decisiones.
-No necesitas el reconocimiento externo para saber si has hecho bien las cosas.
-Eres auténtico.
-Libre de pensamiento y acción.
-Disfrutas del trabajo y sus obligaciones a expensas del resultado final.

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico: