16 de marzo de 2014



La rebelión de las masas. Ortega y la técnica.

Publicado por: Daniel Peres
La rebelión de las masas. Ortega y la técnica.

La rebelión de las masas, una de las obras más importantes de la producción filosófica de Ortega y Gasset, viene a subrayar los aspectos más problemáticos del empleo y uso de la técnica en las sociedades democráticas contemporáneas. En esta obra temprana del pensador español, encontramos algunos indicios de lo que hoy constituye el discurrir de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, y de su influencia en la evolución del pensamiento humano.

La crítica de Ortega a las “sociedades masificadas” arranca de la negación de la idea según la cual el progreso opera como algo mecánico e inconsciente. En efecto, el filósofo madrileño emprende una revisión del ideal ilustrado en virtud del cual el progreso científico conduce, de manera casi automática, a la emancipación del individuo. Las objeciones de Ortega vendrán a decir, en consonancia con la crítica husserliana de las ciencias positivas, que, si se la desconecta de su base cultural, la técnica carece de facultad para orientar la vida humana[1].
            En este marco, Ortega nos habla del hombre-masa como aquel individuo incapaz de comprender el esfuerzo cultural que está detrás del hecho técnico. Este hombre se caracteriza por su aislamiento, su “atomización”, que favorece la falta de tejido asociativo y trae de suyo un incremento de la plasticidad de lo social, que se vuelve epidérmica y superficial, o sea, carente de toda estructura. Dicha sociedad maleable se convierte en terreno abonado para los totalitarismos, pues la pasividad y falta de criterio hacen del hombre-masa un ciudadano poco participativo.
            La sociedad-masa, en su conjunto, se caracteriza por tres rasgos: su banalidad, su alto grado de burocratización política y su masificación. Podemos decir, según esta idea, que la sociedad-masa supone un menoscabo de la excelencia (científica, técnica y humanista). Y precisamente la excelencia es lo que, a juicio de Ortega, debemos recuperar. Justamente porque el hombre-masa es incivilizado y desagradecido, porque desconoce el esfuerzo y la disciplina, la capacidad humana de crear y de construir lo más sobresaliente, se hace necesario recuperar el ideal aristocrático de excelencia cultural y de esfuerzo. Así pues, no es de extrañar que, para el filósofo español, la satisfacción supusiera “el final de la historia”.
             Con todo, es menester remarcar que estas consideraciones se hacen desde dentro de la concepción de la técnica en tanto que fenómeno epocal, y no en tanto que dimensión antropológica. En este sentido, Ortega afirma que el hombre masa es consecuencia de la democracia liberal, la experimentación científica y el industrialismo[2]. Por esta razón, el hombre-masa se erige como transversal, más allá de las diferencias de clase, siendo su aparición un rasgo del tiempo en que Ortega escribe sus obras.  
          



[1] Cfr. J.M. Esquirol, Los filósofos contemporáneos y la técnica. De Ortega a Sloterdijk. Barcelona, Gedisa, 2011; pp. 17.
[2] Cfr. J.M. Esquirol, Ibídem, pp. 22.
Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico:


Etiquetas

Abentofail (2) Abner Pantoja (5) Agustín de Hipona (3) Amistad (8) Apariencia (2) Aprender (4) Aristóteles (19) Arte (10) Artículo (90) Artículos enviados (40) Averroes (5) Baudrillard Jean (2) Biografía (5) Borges (3) Capitalismo (6) Ciencia (15) Cine (2) Comunismo (2) Conceptos (7) Conciencia (3) Conocimiento (12) Cosmología (2) Crítica (4) Cultura (3) David Hume (2) Democracia (7) Derrida (2) Descartes (7) Dialéctica (7) Diferencia y repetición (2) Dios (5) Documental (3) Don Quijote (2) Ecología (3) Edad media (2) Educación (4) Enrique Martínez (15) Ensayo (136) Entrevista (2) Epicuro (3) Epistemología (7) Escritos (426) espíritu (5) Estética (10) Ética (23) Evolución (3) Existencia (4) Experiencia (3) Felicidad (2) filosofia (138) Filosofía Clásica (6) Filosofía Cristiana (2) Filosofía en blog (12) Filosofía griega (17) Filosofía hedonista (6) Filosofía medieval (7) Filosofía moderna (3) filosofía política (40) Filosofia y deporte (6) Foucault (29) Germán Gallego (23) Gilles Deleuze (50) Gramsci (5) Hacer filosofía (8) Hegel (40) Heidegger (10) Heine Heinrich (3) Henri Bergson (2) Hermann Hesse (7) Historia (8) Hobbes (3) Humanismo (3) Humor (3) Idea (14) Identidad (2) ideología (4) Imágenes (4) Incertidumbre (3) Individualidad (2) Inteligencia (2) kant (4) la filosofia (11) Lecturas (270) Lenguaje (8) Libertad (12) Libro ética geométrica online (113) Libros (14) libros gratis (6) Libros libres (7) Mal (3) Maquiavelo (9) Marco Aurelio (2) María Zambrano (2) Marques de Sade (2) Marx (28) Matemáticas (2) Mente (2) Metafísica (7) Michel Onfray (11) Microensayo (25) Miguel de cervantes (3) Miguel de Unamuno (6) Mitología (3) Moral (3) Música (9) Nada (4) Nietzsche (21) Ortega y Gasset (12) Oscar Oural (2) Percepción (8) Platón (10) Poesía (6) Política (24) Popper (6) positivismo (9) Posmodernidad (3) Práctica Filosófica (4) Psicoanálisis (3) Psicología (4) Racionalidad (2) Razón (5) Realidad (12) Relato filosofía (33) religión (4) Renacimiento (3) Reseña (6) Russell (4) Saber (3) Santo Tomás (3) Sexualidad (8) Shakespeare (2) Slavoj Zizek (3) Socialismo (5) sociedad (21) Soren Kierkegard (7) Spinoza (173) Subhistoria (4) Tales de Mileto (2) Teoría (4) Thoreau Henry David (5) Universidad (3) Venezuela (14) Verdad (5) Vico (4) Vídeo (63) Wittgenstein (8) Zapata (2)