11 de noviembre de 2011



El hombre libre es grande cuando evita los peligros y cuando los vence.

Publicado por: Esteban Higueras Galán / @HGEsteban
Lectura de Baruch Spinoza - Libro de Ética: proposición LXIX.
La virtud del hombre libre se muestra tan grande cuando evita los peligros como cuando los vence.


Demostración: Un afecto no puede ser aminorado ni suprimido más que por un afecto contrario, y más fuerte que el que se trata de reprimir. Ahora bien, la audacia ciega y el miedo son afectos que pueden concebirse como igualmente grandes. Por consiguiente, se requiere una virtud o fortaleza del ánimo  igualmente grande para reprimir la audacia que para reprimir el miedo; es decir (por las Definiciones 40 y 41 de los afectos), un hombre libre evita los peligros mediante una virtud del ánimo igual a aquella con que intenta vencerlos. Q.E.D.

Corolario: En un hombre libre, pues, una huida a tiempo revela igual firmeza que la lucha; o sea, que el hombre libre elige la huida con la misma firmeza o presencia de ánimo que el combate.

Escolio: Por «peligro» entiendo todo lo que puede ser causa de algún mal: de tristeza, de odio, de discordia, etc.



 Ética demostrada por orden geométrico.
Lectura de Baruch Spinoza - Proposición LXIX.



Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico: