Micro-Osciologia marxista: respuesta ante un pedido de coherencia

Compártelo:

Ciertamente, considero que dentro de la consciencia teórica burguesa se tiene una gran construcción discursiva, tanto como capacidad teórica como habilidad argumentativa. Tómese nombres clásicos como inmanuel Kant, Hobbes o A. Smith, Carl Schmitt y hasta el propio Roy Barreras y el doctor Lara Bonilla  en sus pasadas intervenciones en el capitolio nacional. Sin embargo, el grueso de los militantes y personalidades “aburguesadas”, parece que sólo tiene la capacidad de repetir señalamientos espurios denotando un mínimo esfuerzo intelectual y una máxima entrega al mero arribismo político. Esto se refleja en el pasado señalamiento de “In- coherente” por un militante del centro democrático al  excandidato presidencial y senador Gustavo Petro en  Twitter. El fundamento de la acusación una bolsa de compras que aparentaba ser  de un gran templo del consumo y de adoración al capital. ¡Sacrilegio al Castro-Chavismo!”

Ver Twitter:

https://twitter.com/ArgiroCasta58/status/1215058206961082368

Si bien considero que el exmilitante del M19 maneja unas contradicciones en su posición política, ha de resaltarse la manera en que responde semenjante ataque tan falto de voluntad de razón. ¡Hegel se ha hecho tendencia en Colombia el pasado 09 de enero (día de la muerte de una gran anarquista), pues lo que había intercambiado era un valor de uso espiritual, el espíritu chocarrerro del padre de la dialéctica moderna y su más temido texto entre los eruditos “La Ciencia de la Lógica” y, para rematar, en edición bilingüe alemán y español!

Ver Twitter:


Yo no espero consolidar una tendencia, ni siquiera podría ser una figura pública. El caso es que me he topado con esta tipo de señalamientos por un reconocido líder de la Comuna dos de Medellín, en donde nací (y que les voy a dar el cuento de mí exilio), posiblemente por pintarme demasiado de rojo en un país  que desayuna con un líder social asesinado y se duerme mientras las (ratas) clase política del país (obviamente en la que están tanto Petro, Lara Bonilla, Roy Barreras, Vargas, Char, Gerlein Santos y ... el que si se dice, te matan), en medio de la noche y con total impunidad, le roban su futuro al pueblo, además en una ciudad que higieniza cualquier brote comunista (ni que decir anarquista!!) como lo es Medellín, la cuna de la cultura autoritaria y del fascismo solapado.

Participé del Congreso ALAS Perú (Asociación Latinoamericana de Sociología) y, casualmente en el foro sobre “Transformaciones en el Mundo del Trabajo en América Latina y el Caribe”, conseguí una conversación y una foto para mis memorias de uno de los mayores investigadores y teóricos críticos de Latinoamérica sobre el marxismo y de la sociología del trabajo y la explotación: Enrique de la Garza Toledo. 



"Sin trabajo, pero con dos horas osciosas para estudiar Sociología del Trabajo y la Explotación de la mano de
Enrique dela Garza Toledo
No aspiramos a la jubilación, sino al jubilo revolucionario!
 — en UNMSM"



Foto: Profesor Adrían Sotelo


Mi sacrilegio a las buenas maneras de ser un “izquierdoso” en Colombia, habría sido referirme a la explotación, haciendo alusión al debate sobre la reforma laboral y pensional (que se trae el gobierno de manera mentirosa) en las condiciones del mundo del trabajo en el país en la actual coyuntura histórica, mientras llevaba una camisa deportiva en la que, aparte del equipo de los amores del pueblo, la re-existencia y de los indigentes, el poderoso DIM, estaba "pintado" de SurtimaX, empresa del grupo Éxito y el logotipo de Pepsi, patrocinadores del equipo en aquel entonces que se diseñó la indumentaria deportiva:


Zapata Tiago Lastima la camisa con la que recibís a Don Enrique, jajaja un abrazo viejo Hander!!
Sebastian Arenas Grisales Yo también pensé lo mismo viendo una camiseta con la marca pepsi y grupo éxito jajajaa, algo hay que no concuerda. para ver: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10219865048952325&set=a.1141024681493&type=3&theater&notif_t=feedback_reaction_generic&notif_id=1581261046866460


Entre los amantes de la esférica, era de esperar cualquier tipo de ironía, burla y comentario mal intencionado para desacreditar, no la figura intelectual de mi lado - que difícilmente se conoce entre esa nuestra ralea barrista-, sino el equipo de mis amores; cosa de esperarse de un verdadero hincha de futbol. Pero pretender realizar una crítica a la Coherencia política (porque ni asomo alguno esperanzador de debate teórico), a través del equipo de futbol, es como si en un debate del parlamento se des-legitimara una postura legislativa y política por venir esta de un seguidor de quien sabe qué escuadra deportiva (una nueva forma de la falacia argumentativa ad hominem).
No sólo no se gurda proporción entre equipo de futbol como institución y el colectivo de seguidores, mucho menos en la relación entre el deporte y la política (la dimensión política del futbol), todavía menos se sabe diferenciar entre valor de uso y valor de cambio, entre el carácter material y abstracto del valor, entre medios de producción y relaciones de producción, entre capital y trabajo…Evidente desconocimiento entre la articulación contradictoria entre producción y circulación en el proceso de reproducción social del capitalismo moderno. Alguna noción sobre el debate sobre los precios? Aceptamos marginalistas, siempre hemos sido diversos y bien plurales; lo que si no aceptamos es una falta de rigor político a la hora de debatir con un seguidor de las ideas de Karl Marx (además de acuariano y con luna en géminis).
***

El  concepto de trabajo, lo que hemos denominado Mundo del Trabajo, es una Ontología histórico Social; es una una manera específica de combinar la Ética y la epistemología con una visión de una antropología materialista; es decir, Marx  formula una visión general de «lo Real», del «Ser» en términos sociológicos y como tales materiales. Lo que existe es la naturaleza y el ser humano - entendido como ser universal-  como realidades separadas, pero siempre en determinaciones mutuas; es decir, epistemológicamente, lo que existe  es una realidad sujeto-objeto con mutua influencia. Ser y conocer desde una dimensión social. Siendo aún más claros, lo que existe es la Praxis social y muestra   de esto, es que en el transcurso de la historia humana, un régimen social es sucedido por otro,  pero el trabajo de los  seres humanos sobre este mundo jamás dejara de ser condición indispensable para la existencia humana en la tierra. La afirmación de la praxis en Marx,  es la afirmación de una realidad entendida en su relación con el ser humano y con la sociedad. Es decir, no existe el objeto en sí  o el sujeto en sí;  todo debe verse en esa relación sujeto-objeto.  Y esta relación dinámica se construye en el trabajo social.
En ese orden, como toda mercancía, la camisa del Medellín (y la de cualquier otro equipo) significó la realización del capital en su movimiento de circulación, articulando con ello el proceso de producción y el proceso de consumo en el capitalismo. Dicho esto, nótese las determinaciones implicadas entre las relaciones en mi valor de uso concreto: por un lado como objeto de mi uso y consumo, y por otro, como resultado del proceso de producción social. En ese intercambio entre compra (D-M) y venta (M-D) que realizamos cotidianamente en el mercado, está presente la inmanencia del Mercado mundial, una verdadera “Síntesis de múltiples determinaciones” en la que se nos aparece  velada,  la lucha de clases y desarrollo desigual y combinado en las relaciones internacionales entre los pueblos del mundo. El valor de uso intercambiado por el dinero define una relación especial, cuando de una mercancía especial se refiere: «la fuerza de Trabajo»; por lo que es precisamente gracias a la forma de intercambio que es posible apropiarse del tiempo de vida ajeno como tiempo de trabajo (jornada laboral).
Definitivamente, en el caso del pedido, no se ha alcanzado –hegelianamente hablando- el momento del entendimiento y con ello, se demuestra que mucho menos el de la autoconsciencia (dónde estamos en el universo propiamente político para el tránsito de la consciencia común al mundo de la ciencia y la filosofía como fundamentos de la moral y de las leyes).  No se ve en esa camisa que llevo puesta una relación social, sino una cosa, por lo que se presenta un claro cuadro de fetichismo de la mercancía en ese pedido de coherencia. Estamos todavía en la figura de la percepción, deambulamos erróneamente entre la cosa y sus propiedades, hundidos realmente en una estructura del narcicismo infantil. La camisa es roja con el logotipo de empresas patrocinadora (templos del capital, buuuaa!!!! Se supone que los del fantasma somos los comunistas…). Con la jerga de la “Fenomenología”:
«Así se haya, pues, constituida la cosa de la percepción; y la consciencia en cuanto esa cosa es su objeto, se determina como consciencia percipiente; solo tiene que captar ese objeto y comportarse como pura aprehensión […]  El ser otro mismo es inmediatamente para él, pero como lo nulo […] su criterio de verdad es, por tanto, la igualdad consigo mismo» (p.74_ Edición tradicional de FCE de Wenceslao Roces).
El valor de uso "camisa del DIM", circula a un precio de 10.000 pesos en el mercado de contrabando y piratería, del mismo modo, que un kilo de fréjoles costaba en Surtimax del parque de Aranjuez en la comuna 4 de Medellín) cerca de 3,500 a 4000 pesos en aquella época (2018). El «costo de oportunidad» son tres a dos paquetes de fréjoles por comprar la camisa "del Rojo" que no llevaba puesta por dos años. Entoces si hubiese comprado los frijoles en Surtimax estaría dejando de ser coherente políticamente de igual modo? Compar un "Bien" u otro implica incohorencia para una clase trabajadora y marginal expropiada de los medios de producción? Si es por hincha del Deportivo independiente Medellín que se me acusa, pues bien, que me sentencien, porque mi corazón es doblemente rojo: Del DIM y  Comunista (con pequeñas bolitas negras de anarquista). 
Las condiciones del mundo del trabajo en el capitalismo periférico contemporáneo en la ciudad de Medellín presentan condiciones especiales. El Foro Económico Mundial de 2019 - el mismo que en 2020 tuvo como acto central "el gobierno Fake" de J. Guaidó y el circo de la diplomacia colombiana- declaró, junto con San Francisco, Tokio y Beijing, a la Ciudad de Medellín como el epicentro  y vanguardia latinoamericana en el desarrollo de la 4ta revolución industrial, la incorporación del 4.0 en la producción de mercancías; lo que implica el aumento de la informalidad entre las comunidades más pobres y en gran parte de los todavía hoy desempleados de este tipo de economías GIG ( ya que se dedican más al trabajo manual que a estar detrás del escritorio); el ejercito industrial de reserva de la 4ta revolución[1]

Apropósito de lo expuesto por el profesor Enrique de la Garza Toledo en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos: No es posible considerar un tal "Fin del Trabajo", vía 4ta revolución industrial, este es el problema de la producción para el futuro. Según su crítica a esta concepción, la introducción de la tecnología 4.0, genera nuevas formulas de (Des)empleo, siendo esta una de las relaciones más complejas en lo concerniente al nuevo contexto del mundo del trabajo. El hecho de la elevación de la tasa de desempleo, no es tanto por la incorporación de tecnologías, sino por la crisis del capital; para desentrañar estas dimensiones tenemos que seguir todos los eslabones del «Valor».

 Una gran cantidad de trabajadores y desempleados no encajan en "Futura Medellín" perfilada por la actual administración "de Centro", la transición digital del mundo del trabajo conlleva para ellos una mayor precarización de su vida; de inicio su condición actual de trabajo es en cooperativas, sufriendo la cada vez mayor precarización de las condiciones de trabajo. Del mismo modo, ante lo inestable de la relación contractual, siempre esta el "rebusque" (legal e ilegal) como la salida inmediata (y de supervivencia!!). Este hecho nos orienta a revitalizar desde los estudios críticos del trabajo este proceso de transición en la ciudad de Medellín, teniendo en cuenta la vitalidad y contemporaneidad de la lectura de estudiosos como Ricardo Antunes,  el profesor Adrían Sotelo, además de volver constantemente en nuestro ámbito de tradición, a los estudios del propio Enrique de la Garza Toledo y Juan Carlos Celis. 

Para ser coherentes hay que ser como Camilo Torres Restrepo, en donde una visión de «Amor Eficaz» combinaba realismo político, solidaridad cristiana con una clara lectura de la situación real del pueblo y la clase oprimida:
«En aquellos momentos en que el desespero del pueblo llegó al extremo, la clase dirigente siempre encontró una manera de engañar al pueblo, de distraerlo, a paciguandolo, con nuevas formulas que siempre dan lo mismo: sufrimiento para el pueblo y bienestar para la casta privilegiada »

Esa es la consciencia de los "aburguesaos" o los escualidos" (como dice el camarada  @dcabellor  ) que rechazando los extremos, se toca en el centro con el lado derecho! Como de la naranja economía de Duque parece alimentarse Guaidó, comenzará uno a ver políticos colombianos afirmando que el presidente Vezolano Maduro no es legitivo porque... verdad!! cuál es el equipo de futbol de camarada Maduro? aja no joda oye!!!!




[1] A propósito de esta discusión, véase el pertinente articulo del profesor Guillermo Maya Muñoz en La Silla Vacía: https://twitter.com/ArgiroCasta58/status/1215058206961082368


</
div>
Compártelo:

Colombia

Hander Andrés Henao

Publica un comentario: