Síguenos por email

Buscar

Todas las publicaciones.

    Mostrando entradas con la etiqueta Recomendaciones. Mostrar todas las entradas

    Buscar respuestas en la filosofía, entrevista a Luis Diego Fernandez

    Entrevista a Luis Diego Fernandez en canal Metro.
    ¿Por qué la gente busca respuestas en la filosofía?, pregunta de fondo en la entrevista que Canal Metro hace a Luis Diego Fernandez, el escritor y bloggero defiende una mirada hacia la actualidad cuando habla de hacer filosofía de lo cotidiano, él se refiere a ideas modernas y actuales, que pueden pertenecer a figuras del pop tanto como a sabores gastronómicos. 

    Hace tiempo que conozco a Luis, se trata de un escritor muy comprometido con la linea creativa de la filosofía, interesado por los "acoplamientos cotidianos" de las ideas con la gente corriente. Parece que no interesa una filosofía académica tanto como una filosofía de vida, es decir, una filosofía útil afianzada en los individuos de nuestro tiempo, esa que podemos utilizar usted y yo en nuestro mundo moderno.

    También responde el filósofo argentino a dilemas filosóficos como el antiguo enfrentamiento entre Marxismo y Psicoanálisis, o el actual oficio de pensar la vida intima en filosofía.

    Presentación del filósofo Juan Camilo Aljure.

    Carta de presentación para Juan Camilo Aljure.
    Esteban Higueras Galán - Microfilosofía.com

    Al leer por primera vez un filósofo solo podemos esperar sorpresa, o en su defecto aburrimiento, es decir, si nos preguntamos: ¿Qué nueva utilidad presenta esta filosofía? o ¿que puedo pensar sobre estos nuevos conceptos?, solo cabe que estos conceptos hayan pasado por un proceso individual ,aclaro: ser individualizados surge de la capacidad del filósofo de adueñarse de las ideas que le acompañan. Y por ellos, ya sea que aprendiste de Nietzsche, y de Descartes, o de filósofos mediebales como de los más modernitas. Resulta que estos conceptos han sido extraidos de su contexto y transformados, y en su compañia el filósofo a sufrido la transversalidad de la identidad, que es a la vez fruto del aprendizaje.

    Algo parecido a lo que acabo de explicar sucedió el día que recibí el primer artículo enviado por Juan Camilo Aljure, este fúe: Deleuze, la experiencia del concepto y el espejo de los filósofos, aquí sorprende en el instante que explica a Deleuze con el concepto de hermenéutica -la hermenéutica filosófica es independiente de la lingüística y busca determinar las condiciones trascendentales de toda interpretación. En artículos posteriores introduce el concepto de Subhistoria: por él entiende las relaciones posibles antes de la historia trascendente, es decir, se refiere a la historia de los devenires activados y su objeto es -únicamente- la trascendencia de lo que puede pasar con lo que ya existía. Otro concepto expresado por Juan Camilo es el de "Microcontexto" que funciona como nexo. Ahora, se puede decir tras leer sus escritos que existe una relación del tipo: Hermenéutica - Microcontexto - Subhistoria. Donde la Hermenéutica es el sustrato simbólico atiborrado de significados y acontecimientos históricos, la subhistoria corresponde a que devenires se pueden activar y dentro de que acontecimiento individual. Mientras que el nexo o microcontexto es la activación misma y, a la vez, conciencia de activación, ya que se produce mediante el dialogo desde la individualización y desde lo meramente individualizado. Este nexo lo presentó en el artículo: Contexto, microcontexto y hermenéutica de la expresión filosófica.

    Otra característica principal de este filósofo es la medida de aquellos filósofos que le sirvieron como suministro de ideas, está muy influido por Heidegger y Deleuze. Y ahora os explicaré como es que pienso esto: ya que la misma relación Hermenéutica - Microcontexto - Subhistoria nace de estos dos autores, y funciona de forma simple y ordenada. Por un lado la escala hermenéutica y la subhistórica arrastra del pensador alemán el famosísimo concepto de "ser", incluso sin la necesidad de nombrarlo. La interpretación simbólica y lingüística se une así al individuo adueñante de estos. Por lo demás, microcontexto nace de ideas Deleuzianas como la de agenciamiento, y lo que es mejor, tiene un sentido liberador ya que es el mismo acto de aprendizaje, y podría llevar al individuo al estado de 1)cuerpo sin órganos.

    Natal de Bucaramanga, Colombia, estudió filosofía en esta ciudad y en la capital Bogotá, en nuestros diálogos se define como persona tímida y acusada por graves dolores nerviosos y amnesias, algo muy común en muchos filósofos. El gran interés que manifiesta es el de enseñar filosofía, la función pedagógica resulta de gran importancia para el filósofo colombiano.

    Como conclusión tres ideas para comprender los escritos de Juan Camilo son 1) Una linealidad Deleuze-Heidegger muy poco común, y útil, se ve como una forma de organizar la imaginación típica "Deleuziana". 2)Un sistema de ida y vuelta del tipo: Hermenéutica - Microcontexto - Subhistoria 3) y un gran interés personal en la función pedagógica de la filosofía pasando por un aprendizaje binario: autodidacta y universitario.

    NOTAS:
    1) Concepto Deleuziano creado en el fin de su carrera, no universitario.

    Página de Luis Diego Fernandez, LDF

    Entre las costumbres y perdidas de tiempo a priori de un internauta, existe un agrado especial en transformar ideas (costumbre ligada a la locura), esta es una diversión como he dicho estúpida para desarrollarla aquí, pero viene al caso de LDF . Esta página y su autor Luis Diego Fernandez han desarrollado el concepto llamado "catas de ideas", cosa que hizo detenerme, aquí -me pareció- hay algo que tiene que ver con el placer, o mejor dicho los placeres y sus multiplicidades.

    Si miramos a un lado están las ideas como resultado de las catas, estas actuarían como producto en la degustación de un vino, perdón de varios, o a falta de vino enunciados. Ya la degustación potencia al enunciado y estos le son recíprocos. Pero la degustación proviene de un proceso inmanente y los enunciados se dividen en distintos sabores estimulares de procedencia externa. No siempre hay encuentro, no surgen los acontecimientos apropiados y la cata tiene valor negativo, en otros casos -en los que consiga un valor positivo- cuando se aceleren procesos potenciadores, aquí si surgen las ideas, mediante devenires singulares en la mezcla de enunciados y degustación. Una idea es una fiesta. Son muchos los placeres que pueden expandirse en el proceso de cata de ideas. Así que este concepto responde a la felicidad, y no al deseo, sino al placer y sus formas.

    En el mismo enunciado, la cata como resultado de las ideas sugiere dar media vuelta al platonismo, ya la lectura dentro de una conceptualización platónica explosionaría en conflicto, imaginando -en este caso- la idea y su perfección sumergidas en un proceso desintegrante. Así, viven muchas ideas en mundos inteligibles incapaces de prestar su textura a quien desea degustarlas. Ahora bien, la cata no se da por falta de ideas, sino de vino. De la mezcla de sabores anónimos y a la espera de nombres fugaces y vivos. Como un rizoma, siempre que se forme a la par de la degustación y entre sabores.

    LDF se define como página Nietzscheana, Deleuziana, Foucaultiana... Nombres que se lanzan directamente al pie y te empujan hacia encuentros con placeres, una página para transformar ideas e impresionarse.