10 de mayo de 2011



Microensayo de filosofía pop.

Publicado por: Esteban Higueras Galán / @HGEsteban

 Ok, esta es una pregunta muy, muy actual en filosofía desde que Deleuze le diera salida. ¿En qué consiste la Pop-filosofía? y ¿para qué?, es decir, ¿de que necesidad surge?.

Se afirmará con gran aceptación, que la conceptualización de Pop-Filosofía surge en régimen de lucha, pero, ¿contra qué se funde en duelo?, la mayor "razón "será ejercer dicotomía contra el pesimismo científico y la putrefacción ideal platónica, o la inutilidad conceptual de las filosofías antiguas. Veámos.

La filosofía lleva mucho tiempo en estado de «standby», apenas trabajando en formaciones anti-pesimistas -como el cientificismo- que no son muy capaces de aupar personalidades hacia la alegría y el goce. Y el goce es la razón de la filosofía, es su fuerza, la elección de vida que otorga la filosofía, ese es el gran poder que arrastra. El lector de filosofía necesita de conceptos a los que amar y de los que adueñarse, por que un lector de filosofía es un devorador de vida, y necesita de la utilidad de las palabras para saciarse, -por esto se dice que es una virtud poder leer filosofía. Por esto se encuentran problemas al amar filosofías cuyos conceptos fueron creados hace cientos de años, pues no son capaces de aclarar los más presentes problemas.

De aquí, la necesidad de la pop-filosofía, que es nada más quel crear filosofía al modo de los novelistas o de los guionistas, de inventar y crear soluciones para problemas que cambian. Los problemas requieren de una solución en forma de concepto, es decir, donde el filósofo busque e invente una palabra que complemente y solucione unos problemas concretos. Y esto se llama hacer filosofía. O en nuestro caso pop o micro-filosofía.

De aquí otra necesidad, a saber, vaciar al filósofo de saberes inútiles, desetiquetar al filósofo como recipiente de saberes filosóficos, es decir, el filósofo hace filosofía que es un arte del inventar, y el comentarista filosófico habla y transmite sus saberes filosóficos, es igual que el futbolista, que hace fútbol y evita -en lo más posible- hablar de el, pues, para eso esta el comentarista de fútbol, para hablar de la historia y mañanas futbolísticas.

Así, la filosofía-pop existe por dos necesidades: La de crear filosofía y la de diferenciar al filósofo del sabio.




                                                         

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico: